Fractura de un sueño

A menos de un mes para el inicio del Mundial de Basket de España 2014, todos los combinados nacionales se encuentran preparando la que para muchos es la cita más importante de su carrera. Sin embargo, hay jugadores que no terminan de verlo necesario y declinan la invitación de su selección e incluso equipos que deciden por ellos (como es el caso de Manu Ginobili y los San Antonio Spurs). A pesar de ello, hay algunos que deciden estar allí, ya que sus ganas de ganar, de hacerse más grande y de aumentar su palmarés superan cualquier pequeño dolor o el cansancio que puedan acumular tras las exigentes temporadas que se viven, sobre todo, en la NBA.

Uno de los mejores ejemplos de lo que cuento es Paul George. El alero de los Indiana Pacers ha guiado a su equipo en las buenas y en las malas. Nos permitió ver la mejor versión en años de un equipo que busca volver a estar arriba y ser un equipo referente como, a medias, logró esta temporada quedando por encima de Miami (ex equipo de LeBron James) durante la temporada regular y llegando con algún apuro a la Final de Conferencia contra los de Florida. Nada de esto se interpuso entre PG y su hambre de victoria. La intención era clara: Venir a España y comerse el mundo; pero no todo es como uno quiere. A veces, las cosas se tuercen de manera inexplicable; y eso es lo que le ha ocurrido al californiano a sus 24 años: Fractura abierta de tibia y peroné.

El equipo dirigido por ‘Coach K’ disputaba un amistoso entre ellos mismos. Los jugadores se repartieron las equipaciones de local y visitante y se dispusieron para afrontar una de las muchas pruebas a las que deben enfrentarse antes de la cita mundialista con el fin de convencer a su entrenador. Todo transcurría a la perfección, hasta que a 9 minutos y medio del final, ocurrió algo que nadie podría imaginar. Las imágenes son devastadoras, fuera del escalofrío inmediato, rompe el alma ver el sufrimiento de una persona y el asombro de todos sus compañeros allí presentes. La jugada es más que fortuita, nada fuera de lo normal, algo típico en un partido de baloncesto; pero esta vez se cerró con un desagradable desenlace.

La lesión, para los amantes del basket (no necesariamente desde hace mucho tiempo) será fácilmente reconocible ya que, aunque se diferencie en cuanto a cómo se produjo, el parte es el mismo que el que recibió el, por aquel entonces, jugador de la NCAA, Kevin Ware.

null
Ninguna lesión en esta vida es deseable, pero esta lo es mucho menos. Se trata de un gravísimo bache para cualquier persona y, para un jugador tan joven, explosivo, potente y directo como él, mucho más. No hay más que hacer, maldecirse no vale de nada. Hay que ser fuerte y seguir adelante, así que desde aquí y en nombre de todo Guachinche Deportivo le mandamos nuestro apoyo y le animamos a seguir con esta fuerza que demuestra con su primer y único tweet desde aquel momento:

Vídeo (no recomendado para personas sensibles):

Anuncios

Publicado el 02/08/2014 en Baloncesto, Noticias y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: