Archivo del sitio

El Villarreal cede a Cani al Atlético de Madrid

Fichaje sorpresa del actual campeón de liga, los colchoneros se han hecho con los servicios del mediocentro  Rubén Gracia Clamache, Cani, hasta el final de la presente temporada, tras superar el reconocimiento médico con el club de la capital.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Las lecciones de Alves

Dani Alves, siempre controvertido en sus declaraciones, en sus gestos, en los regates e incluso en su forma de ir por la vida…


El lateral brasileño es famoso en este mundillo por su toque con el balón, su velocidad por la banda y sus golazos pero hoy no es el día de hablar de eso. Hace tiempo que no es protagonista en el Barcelona y se empieza a cuestionar su puesto en el equipo.

En Madrid han de estar tranquilos, si se confirma lo que algunos dicen Alvés abandonará la disciplina culé durante el próximo mercado de fichajes. Desde la capital se magnifica todo lo que hace el oficioso lateral llegándosele a tildar de macarra en ciertas ocasiones. Es conocido por todos su encontronazo con Pepe en la Champions de 2010 que supuso una dolorosa pero justa (pese a quien le pese) expulsión al portugués.

También se discuten los bailes que hace al celebrar los goles, los “supuestos piscinazos” que dicen que protagoniza y hasta incluso se atreven a criticar que ponga alegría en el vestuario.

Pensaba que lo había visto todo en relación a las criticas que puede recibir un jugador como Dani Alves, pero ayer nos dieron una nueva lección de su libro “Madridismo desmesurado”…

Me remonto a la noche de ayer en el Madrigal, Dani Alves se dispone a sacar un corner y cae un plátano (que espero que al menos espero que sea de Canarias, por la publicidad que nos pueda tocar) de la grada. Gesto deplorable de algún sinverguenza que se creerá el más gracioso del estadio y que necesitará llamar la atención de esta fea manera para sentirse importante. Pues bien, el brasileño, con total naturalidad lo recoge, lo abre y sin demorar el saque del corner se come un pedazo.

Hubo gente que criticó la ejemplar actitud de Alves llegando a poner en tela de juicio si se le podría sancionar por comer durante el partido (creo que no es necesario decir de donde vienen estos comentarios). Creía que no era necesario decir que Alves, pudo recoger la fruta y mostrársela al arbitro (cosa que haría casi cualquier jugador), acto más que suficiente para que se detuviese el partido. Sin embargo, no lo hizo y creo que es un gesto que hay que agradecerle por el bien del futbol.

Miremos más allá de los colores, los gestos de los jugadores los definen. La humildad y el hecho no magnificar acciones racistas como las que se dan en muchos estadios es digno de admirar, porque ya hemos vivido casos en los que los jugadores no aguantan esa fea forma de discriminación (me acuerdo de Eto’o y Boateng).

Para terminar, creo que la LFP debería tomar cartas en el asunto. Estoy de acuerdo en que la afición de un club no puede pagar las acciones de un solo “aficionado” pero, la situación en el Madrigal está yendo de mal en peor: hace unos meses tiraron un bote de gas lacrimógeno y ayer un platano… ¿Que será lo próximo?