Archivo del sitio

300 niños se quedan sin jugar al fútbol por la construcción de pisos que nadie puede comprar. Olé…

Corren malos tiempos para la justicia. No hablo de la justicia de los jueces y abogados, hablo de la justicia humana y universal, hablo del sentido común y hablo del dichoso dinero, una potente droga que manipula a sus ‘enganchados’ produciendo, entre otros síntomas, una terrible ceguera… Hoy esta situación se plasma con nombre y apellidos: Club Deportivo Aviación

Lee el resto de esta entrada

Anuncios