El FC Barcelona le queda grande a Bartomeu

El día en que conocemos el declarado ‘antimadridismo‘ de Pablo Iglesias, el presidente del FC Barcelona, Bartomeu, se jacta de que la culpa de que la lupa de la sospecha esté sobre su club se debe a los poderes fácticos de la capital, que son incapaces de aceptar la simpatía culé hacia el proceso soberanista de Cataluña. Con dos narices ‘president’.

Es un hecho por todos conocido el que el fichaje del brasileño Neymar ha tenido de todo menos transparencia. De hecho, la sospecha la levanta un propio ‘soci’ del club, Jordi Cases. Y acaba, meses después, con una imputación por parte del Juez Ruz sobre Bartomeu y el propio FC Barcelona.

Sin embargo, tanto Sandro Rosell como Josep no han tenido reparos al afirmar que el precio de Neymar fue primero de ‘57.1 millones y punto’ (palabras de Sandro) y luego de Ochenta y tantos…. A todo esto además hay que sumarle las meteduras de pata de la directiva blaugrana con respecto a los jóvenes de la masía que han llevado a la FIFA a sancionar al club con un año sin fichar. Por que cuando pudieron fichar, tampoco es que ficharan con mucho ojo… (Vermaelen, Douglas…)

Pero yo me pregunto, ¿por qué es necesario que el presidente del Barça sea algo parecido a un primer ministro de Cataluña?Es una pena ver como cada vez que pueden, nacen voces desde la caverna más profunda del feudo blaugrana que acusan al resto de España y fundamentalmente a su capital a ser el culpable de todos los males que adolecen a su club. Bartomeu ha recogido este espíritu y lo ha usado como escudo para el tornado de acusaciones que se han vertido sobre él.

El socio culé tiene el derecho y el deber de exigir responsabilidades a Bartomeu y su equipo. Una actitud con clase del ‘president’ hubiera sido hacerse a un lado y reconocer su error. Nada más lejos de la realidad. En vez de dar un paso atrás, dos pasos hacia adelante. Todos odian al Barça y hay una mano negra (o blanca) que entorpece el devenir de este gran club. Esto es un sentimiento de equipo pequeño. Un sentimiento que no cabe en la grandeza del FC Barcelona, y que huele a pútrido regionalismo.

Si el Barcelona es ‘més que un club’ , las personas que lo dirigen tienen el deber de estar a la altura de un club de dimensiones universales. Y no usarlo como instrumento para un fin que no tiene nada que ver con el deporte.

Anuncios

Publicado el 04/02/2015 en Fútbol, Fútbol, Noticias, Opinión y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: